miércoles, 15 de octubre de 2014

Excursión al collado de La Nevera y las cotas gemelas de Almenaria, organizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia

El pasado domingo 3 de agosto, dos semanas después de que quedara pospuesta por riesgo extremo de incendio, cerca de 40 personas acudieron a la Fuente de Donace, en Algimia de Almonacid, para participar en la visita guiada convocada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia, para conocer una representativa muestra de las numerosas fortificaciones de la guerra civil española que se conservan en la comarca.

Sorprende comprobar el vasto conjunto patrimonial que nos encontramos con cada paso que damos: metros y metros de parapetos de piedra, con sus accesos, ramales, pozos de tirador; interminables líneas de trincheras que rasgan las laderas y barrancos de la sierra de Espadán; la existencia de galerías y refugios abiertos en la roca, otros meros abrigos accidentales; hasta fortines como las fortificaciones de la cima de la cota norte de Almenaria o "almenarilla".

La visita guiada partió a los pies de La Nevera, en el collado que forman las dos cotas más altas de toda la sierra, los picos de la Rápita (1.106 m.) por el noroeste y de Espadán (1.099 m.) por el sureste. La ruta rodeó las estribaciones occidentales de Espadán por la pista forestal que bordea el barranco de la Hoya, hasta alcanzar el refugio que se conserva junto al giro de 90 grados que hace la pista sobre otros dos barrancos, el barranco Malo, que viene de las alturas que quedan a nuestro frente (al sur de Espadán) y el de Agua Negra, que nace justo a los pies del mismo vértice Espadán. 





Frente al refugio, y mirando hacia Algimia, parte desde la misma pista en dirección O. un ramal de parapeto de piedra que se prolonga varias decenas de metros.

Regresamos hasta la Nevera, donde se conservan innumerables líneas de trincheras, para cruzar la carretera que une las poblaciones de Alcudia de Veo y Algimia (CV-215) y tomar la pista forestal que parte desde ese punto en sentido ascendente en dirección N. Unos cientos de metros después, el camino se bifurca: la pista continua por la derecha y otro camino surge hacia la izquierda; nos desviaremos por éste último hacia la izquierda (actualmente con el firme de cemento) hasta llegar a un corral del que, a su inmediata derecha, parte un pequeño sendero, que tomaremos, iniciando la ascensión a la primera de las dos cotas gemelas: la 'teta sur' o Almenaria.





Una vez alcanzada la cota de Almenaria, la primera de las dos alturas gemelas, frente a ella puede contemplarse la cercanía de la otra cota, la teta norte o "Almenarilla", completamente fortificada a modo de fortín, ocupada por las tropas rebeldes hasta el final de la guerra.

Una vez paralizada la ofensiva de las tropas sublevadas para tomar Valencia tras el inicio de la Batalla del Ebro, durante meses, dos ejércitos, dos Españas, frente a frente, permanecieron en aquellos dos promontorios de la sierra de Espadán, sobreviviendo, viviendo. A ambos lados, hacia la costa de Almenara y hacia las provincias de Teruel y Cuenca, miles de personas, soldados, defenderían igualmente su vida siguiendo el trazado de la línea X-Y-Z, unos apostados en su vasto complejo de fortificaciones defensivas; el resto, fortificándose frente a ella.

Hoy en día, todavía pueden encontrarse restos de suelas de zapatillas, correajes, restos de metralla, latas. Todavía puede revivirse emociones, sensaciones, sentimientos, poniéndose en el lugar de todos aquellos que se encontraron alguna vez defendiendo su vida por unos parajes que, setenta y seis años después, recorremos despeocupados, disfrutando del excelente día y de la mejor compañía, visitando el patrimonio que de aquellos días se conserva, abandonado; conociendo el pasado, nuestro pasado; disfrutando el presente.


















Imágenes: Óscar Pèrez

domingo, 3 de agosto de 2014

LA LINDE, revista digital de arqueología profesional, publica en su número 3 el artículo 'El patrimonio de la Guerra Civil: Un patrimonio de todos'

EL PATRIMONIO DE LA GUERRA CIVIL: UN PATRIMONIO DE TODOS*

Antonio M. Tenas
Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del alto Palancia


* Leído el día 16 de mayo de 2014 en la Societat Coral 'El Micalet', de Valencia, durante la presentación del cuaderno especial de la revista SAÓ, dedicado al patrimonio de la guerra civil en el País Valencià.

El patrimonio de la guerra civil española es de todos. Es mío, tuyo, nuestro, de todos. Las trincheras, los nidos de ametralladora, los parapetos, las piedras sobre piedra que hay en los montes, los búnkeres, las chozas, los refugios, las inscripciones, todos sin excepción, son nuestros, son de todos.

El patrimonio de la guerra es nuestro, forma parte de nuestro pasado, es el vínculo que nos une con la historia reciente, historia que nos define como personas, como pueblo, como país; esa historia nos explica, y las huellas que quedaron como cicatrices del pasado forman parte de ella, por tanto, nos pertenecen.

También es nuestro presente, pese a los años transcurridos todavía pervive entre barrancos, lomas, sierras, huertas, playas, en los cruces de caminos, al girar la esquina. Aún hoy, prácticamente octogenario, abandonado, oculto por la maleza, en ruina, expectante… nos espera. El presente es este instante, en el que pensamos o hablamos del patrimonio.

El patrimonio también es futuro, queda mucho por hacer. 

En la última década, diversos colectivos valencianos se han empeñado en protegerlo, rebuscando en su pasado, difundiendo su historia, asegurando su futuro, sea el que sea, pero sin vuelta atrás. Decididos.

El futuro del patrimonio de la guerra civil no son únicamente las decisiones que tomen las instituciones, ni los ayuntamientos, ni quienes, desde ellas, tienen la capacidad de protegerlo de forma inmediata. El futuro del patrimonio no se encuentra sólo al alcance de esas manos, la protección del patrimonio no depende únicamente de ellos. Depende de todos nosotros, también de las nuestras. De nuestras decisiones.

Hablar de la guerra civil española es hablar de muchas cosas: de ideales, de lucha, de muerte. El patrimonio, sin embargo, no es eso. Hablar de patrimonio es hablar de otra cosa: es hablar de piedras, de cemento, de hierro. Esto hace que sea de todos, en un doble sentido: nuestro, porque nos pertenece, porque es nuestro pasado; pero también de unos y de otros, independientemente de nuestros posicionamientos, porque el patrimonio se deshizo de ellos al acabar la guerra. En  realidad el patrimonio nunca fue, hasta que lo hicimos patrimonio, nosotros. 

No es de nadie: ni es rojo ni es fascista; tampoco es republicano, ni franquista, ni comunista, ni anarquista. El patrimonio no habla de ideologías, eso lo hacemos nosotros, reivindicando una parte de la historia u otra, una visión u otra. Las trincheras no reivindican nada, son inofensivas, se caen a pedazos. Somos nosotros, y no ellas, quienes hablamos de quiénes las cavaron, porqué motivos. Ellas no decidieron y, de hecho, ahí permanecen, calladas, neutras, aceptan a quien camine por ellas, no le preguntan.

No agradecen a quien las dignifica ni culpan a quien las niega. No discriminan entre quien las protege y entre quien las ignora. Ellas son de todos, de unos y de otros, nada en ellas hace que debamos mirarlas con recelo, así como tampoco lo contrario, por mucho que con ellas podamos identificarnos porque, aún así, ellas continuarán impasibles. Son piedras, forjados, zanjas; accidentales; historia; patrimonio, de todos, de unos y de otros; para todos, sin excepción. Pasado, presente y futuro; pero pasado al fin y al cabo, sin más trascendencia que la de ser conservado. 

miércoles, 30 de julio de 2014

Excursión a la cota 850: dos Españas frente a frente. Próximo domingo 3 de agosto a las 9:00 horas en la Fuente de Donace, Algimia de Almonacid (Castellón)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia realizará el próximo domingo 3 de agosto de 2014, una excursión por la Sierra de Espadán para visitar los escenarios de la Batalla de Levante durante la Guerra Civil española.

La visita partirá a las 9:00 horas desde el Polideportivo Municipal de Algimia de Almonacid (Castellón) o Fuente de Donace, con un breve desplazamiento en coche hasta el collado de la Nevera, visitando las posiciones defensivas republicanas de Espadán y cómo quedó el frente de guerra en la Cota 850, dos promontorios gemelos separados por apenas 50 metros también conocidos como "las tetas". En una de ellas quedaron las tropas gubernamentales y en la otra las tropas rebeldes hasta el final de la guerra.

Refugios antiaéreos, ramales de parapetos de piedra levantados durante meses, trincheras excavadas en las laderas de Espadán, y el entramado defensivo de uno y otro ejército, en una visita guiada al patrimonio histórico de la guerra civil de aproximadamente tres horas de duración, con paradas para visitar las posiciones.

Imprescindible gorra, abundante agua, almuerzo, calzado adecuado, cámara de fotos. Se aconseja el uso de bastones de travesía.

CÓMO LLEGAR HASTA LA FUENTE DE DONACE:
Desde Segorbe: ignorar las dos primeras entradas al casco urbano de Algimia de Almonacid (un desvío a la izquierda y posteriormente una rotonda), y seguir en dirección 'Alcudia de Veo' hasta encontrar el tercer acceso en dirección 'Matet' (desvío a la izquierda), lo tomaremos. A la entrada al caso urbano, giramos a la derecha dirección 'Matet', tomando una calle descendente que deja a su izquierda la carretera y que baja a la Fuente de Donace. Desde Matet: justo antes de entrar al casco urbano hacemos un giro de 360 grados tomando a la izquierda una pequeña calle paralela al trazado de la carretera pero en sentido contrario. Desde Alcudia: tomamos el primer desvío a la derecha en dirección 'Matet'. A la entrada al caso urbano, giramos a la derecha dirección 'Matet', tomando una calle descendente que deja a su izquierda la carretera y que baja a la Fuente de Donace.

sábado, 19 de julio de 2014

Se suspende la excursión del domingo 20 de julio al decretarse la Preemergencia Nivel 3 por riesgo extremo de incendios forestales

LA EXCURSIÓN SE POSPONE AL DOMINGO 3 DE AGOSTO


Pese a que el Nivel 3 de Preemergencia o riesgo máximo de incendios forestales no hace referencia expresa a la practica de senderismo -aunque prohibe realizar cualquier tipo de fuego, incluso en las zonas recreativas autorizadas y habilitadas al efecto-, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia decide suspender la excursión prevista para mañana domingo 20 de julio, con la firme intención de prevenir cualquier tipo de incidente relacionado con el patrimonio medioambiental del Parque Natural de la Sierra de Espadán, dado que se encuentra activado en situación de máxima alerta el dispositivo de prevención y extinción de incendios de la Comunitat Valenciana, así como para garantizar la seguridad de todos los participantes evitando cualquier incidencia que pudiera producirse en la zona por la que iba a discurir la excursión.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia pospone la excursión al próximo día 3 de agosto, lamentando las molestias que el desconocimiento de esta suspensión, pese a la difusión que se ha realizado en el día de hoy, pueda ocasionar a quienes acudan al lugar de salida; para tal caso, la AMHAP lo comunicará personalmente en la Fuente de Donace. Asimismo, espera que se entiendan las razones por las que se toma esta decisión, que no son otras que garantizar la seguridad de los asistentes y proteger el patrimonio natural de la Sierra de Espadán.

Gobernación decreta la Preemergencia Nivel 3, riesgo extremo de incendios forestales, en la Comunitat

 

miércoles, 9 de julio de 2014

Excursión a la cota 850: dos Españas frente a frente. Próximo domingo 20 de julio a las 9:00 horas en la Fuente de Donace, Algimia de Almonacid (Castellón)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia realizará el próximo domingo 20 de julio de 2014, una excursión por la Sierra de Espadán para visitar los escenarios de la Batalla de Levante durante la Guerra Civil española.

La visita partirá a las 9:00 horas desde el Polideportivo Municipal de Algimia de Almonacid (Castellón) o Fuente de Donace, con un breve desplazamiento en coche hasta el collado de la Nevera, visitando las posiciones defensivas republicanas de Espadán y cómo quedó el frente de guerra en la Cota 850, dos promontorios gemelos separados por apenas 50 metros también conocidos como "las tetas". En una de ellas quedaron las tropas gubernamentales y en la otra las tropas rebeldes hasta el final de la guerra.

Refugios antiaéreos, ramales de parapetos de piedra levantados durante meses, trincheras excavadas en las laderas de Espadán, y el entramado defensivo de uno y otro ejército, en una visita guiada al patrimonio histórico de la guerra civil de aproximadamente tres horas de duración, con paradas para visitar las posiciones.

Imprescindible gorra, abundante agua, almuerzo, calzado adecuado, cámara de fotos. Se aconseja el uso de bastones de travesía.

CÓMO LLEGAR HASTA LA FUENTE DE DONACE:

Desde Segorbe: ignorar las dos primeras entradas al casco urbano de Algimia de Almonacid (un desvío a la izquierda y posteriormente una rotonda), y seguir en dirección 'Alcudia de Veo' hasta encontrar el tercer acceso en dirección 'Matet' (desvío a la izquierda), lo tomaremos. A la entrada al caso urbano, giramos a la derecha dirección 'Matet', tomando una calle descendente que deja a su izquierda la carretera y que baja a la Fuente de Donace. Desde Matet: justo antes de entrar al casco urbano hacemos un giro de 360 grados tomando a la izquierda una pequeña calle paralela al trazado de la carretera pero en sentido contrario. Desde Alcudia: tomamos el primer desvío a la derecha en dirección 'Matet'. A la entrada al caso urbano, giramos a la derecha dirección 'Matet', tomando una calle descendente que deja a su izquierda la carretera y que baja a la Fuente de Donace.

sábado, 17 de mayo de 2014

Medio centenar de personas se dan cita en la presentación de la revista SAÓ dedicada al patrimonio de la guerra civil en el País Valencià

EL EVENTO SE CELEBRÓ EN LA BIBLIOTECA DE LA SOCIETAT CORAL EL MICALET DE VALENCIA

El interés que suscita el patrimonio inmueble de la guerra civil en la sociedad valenciana es un hecho incuestionable a la vez que creciente. En los últimos años, tanto las excursiones realizadas por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia; la Coordinadora para la Defensa de los Bosques del Turia; la Asociación Cultural 'Muntanyes de la Guerra'; BCM Patrimonio y Arqueología; la Asociación Valenciana para la Protección del Patrimonio de la Guerra Civil; o el Grup per la Recerca de la Memoria Historica de Castelló; entre otros, por los distintos escenarios de los pricipales combates de la Batalla de Levante; como las diversas publicaciones sobre ésta, congregan a un cada vez mayor número de personas, y agotan en pocos días tiradas de miles de ejemplares, como en el caso de obras como "La Guerra Civil en el Alto Palancia" (VVAA), editada por el Instituto de Cultura del Alto Palancia, "La Batalla de Javalambre", de Blas Vicente, o el número que nos ocupa de la Revista SAÓ, dedicada al patrimonio de la guerra civil en el País Valencià. 

Conocer nuestra historia reciente, descubrir y comprender las huellas que el pasado ha dejado en nuestro territorio, rememorar el drama de las generaciones que sufrieron la tragedia de vivir la guerra, nos acercan al patrimonio valenciano de la guerra civil.

De izq. a der.: Antonio M. Tenas (investigador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia y colaborador del cuaderno), Lara Cardona (historiadora y coordinadora del cuaderno), Vicent Boscà (director de la revista SAÓ) y Pepe Durbán (historiador, impulsor de la protección de la Línea Puig-Carasoles y colaborador del cuaderno). 

En la tarde de ayer, en un entorno excepcional -la biblioteca de la Societat Coral 'El Micalet'- se presentó en Valencia el número de la revista SAÓ dedicado al 'Patrimonio Material de la Guerra Civil', unas semanas después de su presentación en La Vall d'Uixó, (Castellón). Presentado por Cristina Escrivà, responsable de actos de la S.C. 'El Micalet', el evento contó con la participación de responsables y autores del cuaderno, en el que se entabló un interesante turno de palabra que se prolongó durante más de una hora, sobre temas como el estado de protección, conservación y puesta en valor del patrimonio de las Grandes Guerras en los principales países europeos, o más cercanos como las de los municipios de la Batalla del Ebro; actuaciones como las de los ayuntamientos de Náquera, Paterna, Viver, entre otros; o la neutralidad del patrimonio y la necesidad de implicar a toda la sociedad valenciana, sin excepción, en la reivindicación de su conservación.

Imágenes: Òscar Pérez.

sábado, 10 de mayo de 2014

La prestigiosa revista valenciana SAÓ dedica su número correspondiente al mes de abril al patrimonio inmueble de la guerra civil en el País Valencià

LA PUBLICACIÓN DEDICA SU PORTADA Y UN CUADERNO ESPECIAL INTERIOR

El número 392 del mes de abril de 2014, de la veterana revista valenciana SAÓ, dedica un cuaderno interior especial al patrimonio inmueble de la guerra civil en el País Valencià.

El cuaderno, titulado 'El patrimoni material de la Guerra Civil', ha sido coordinado por la historiadora Lara Cardona, y ha contado con la participación de una representación de los principales historiadores e investigadores que, desde hace años, centran sus estudios e iniciativas en la Batalla de Levante y su patrimonio.

En el presente cuaderno se acerca al lector a la llegada del frente de guerra hasta la Línea X-Y-Z, al desarrollo de la Batalla de Levante, así como al estado de la protección de patrimonio en los siguientes artículos:

- El patrimoni militar de la Guerra Civil: legislació i protecció. El projecte «Frente de Viver».
Manuel Molina Garel, Carlos Ramón Aguilar i Blas Vicente Marco.
- El patrimoni militar de la Guerra Civil a la Plana Baixa.
Carlos Mallench. 
- La serra Calderona: de rereguarda de l’Exèrcit de Llevant a penúltima línia de defensa de València. 
Antonio M. Tenas. 
- La Línia de Defensa Immediata a València: la mobilització de rereguarda (1938-1939). 
José Durbán Aparisi. 
- Protegir la Línia X-Y-Z i conservar el patrimoni de la Batalla de Llevant. 
Antonio M. Tenas.

La revista también ha dedicado al patrimonio su portada, ilustrada con una imagen del excepcional observatorio italiano del Alto del Ragudo, en Viver (Castellón).

jueves, 7 de junio de 2012

Presentación en Segorbe del libro "La Guerra Civil en el Alto Palancia"

El 16 de mayo de 2012, a las 19:30 horas, se presentó en el Círculo Segorbino, la obra La Guerra Civil en el Alto Palancia, editada por el Instituto de Cultura Alto Palancia, en colaboración con el Excmo. Ayuntamiento de Segorbe y la Fundación Bancaja.

En la presentación, que congregó cerca de un centenar de personas, entre ellas varios alcaldes de municipios de la comarca, intervino Juan Corchado, presidente del ICAP, que mostró el interés de la institución en abordar en próximas publicaciones nuevos aspectos de la guerra en la comarca, consolidando una serie de monográficos sobre el tema, agradeciendo la asistencia de los presentes así como el interés de todas y todos los socios del Instituto de Cultura Alto Palancia, quienes hacen posible que este tipo de iniciativas vean la luz en forma de publicación.

De izquierda a derecha: Antonio M. Tenas, José Durbán, Blas Vicente, Ramón Juan, Carlos Mallench y Jorge Vera. Fotografía gentileza de José Durbán.
A continuación, Antonio M. Tenas, en representación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia, expuso el camino recorrido por la obra, desde que se iniciara la colaboración entre el ICAP y la AMHAP en el año 2008; la invitación a los autores a participar del proyecto, aportando cada uno de ellos estudios e investigaciones inéditos sobre la guerra en la comarca en relación con la batalla de Levante, así como a aquellos otros que, por la relación que sus aportaciones guardaban con la ofensiva podían enriquecer la visión global de lo acontecido, en concreto Carlos Mallench respecto de la Vall D'Uixó y José Durbán en relación con la Línea Inmediata a Valencia.

También aprovechó la intervención para agradecer a todas aquellas personas que, a lo largo de todos estos años, han colaborado desinteresadamente con nosotros, destacando lo que esto ha significado y significa para nuestras investigaciones.

Por último, Vicente Palomar, arqueólogo municipal de Segorbe, en representación de los autores, expuso su estudio sobre los bombardeos fascistas dirigidos contra los municipios de la comarca, y la consecuente construcción de refugios en el casco urbano de Segorbe.

En la presentación, pudieron verse numerosas imágenes tomadas durante las excavaciones efectuadas en diversas construcciones, la mayoría de ellas en un estado tal de deterioro que hacen impracticable su visita por cuestiones de seguridad, dado que se trata de galerías realizadas en subsuelos húmedos de tierra.

Vicente Palomar acompañó los estudios de campo con datos extraidos de los archivos que se conservan en el municipio sobre las actuaciones llevadas a cabo por Defensa Pasiva.

En la presentación estuvieron presenten varios de los autores, entre ellos Blas Vicente Marco, Ramón Juan Navarro, José Durbán Aparici, Carlos Mallench Sanz y Jorge Vera de Leyto, a parte de los mencionados Vicente Palomar Macián y Antonio M. Tenas.

Tras las presentaciones, se inició un intercambio de preguntas y opiniones, en los que se aprovechó para destacar la necesidad de que las corporaciones locales comiencen a proteger el rico patrimonio histórico de la guerra en la comarca, por ejemplo, mediante declaraciones de Bien de Relevancia Local.

domingo, 3 de junio de 2012

El ICAP publica la obra "La Guerra Civil en el Alto Palancia"

El ICAP, Instituto de Cultura Alto Palancia, la prestigiosa institución cultural dedicada a la promoción y difusión de la historia y la cultura en la comarca castellonense del Alto Palancia, ha editado una nueva publicación dedicada de forma monográfica a la guerra civil española en la comarca.


La publicación tiene por título La Guerra Civil en el Alto Palancia: la comarca en la defensa de Valencia (1938), una completa obra de carácter divulgativo sobre la desconocida ofensiva nacionalista que, en el verano de 1938, alcanzó de lleno nuestra comarca (en el camino que las tropas sublevadas seguían para tomar la ciudad de Valencia, que se mantuvo leal al Gobierno de la República pese al golpe militar y que apenas unos meses atrás fuera capital de la República, que debía ser tomada el 25 de julio, coincidiendo con la festividad de Santiago Apóstol), permaneciendo ambos ejércitos en la comarca hasta el final de la guerra.

La batalla de Levante significó un fracaso relativo para las pretensiones nacionalistas (que no pudieron ocupar Valencia hasta que finalizaron las operaciones militares) a la par que una azaña relegada al ostracismo para un desgastado ejército republicano frente a la épica del paso del Ebro, maniobra distractora que supondría la práctica paralización de las operaciones militares en Levante.

La semilla del presente volumen, surge en el año 2008 a raíz de la colaboración que se establece entre el ICAP y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia durante la organización que ésta última realiza para la celebración de un congreso sobre La Batalla de Levante. La Guerra en el Alto Palancia. Historia y Patrimonio, iniciativa que pondría el punto y final al ciclo de actividades realizadas en la comarca durante todo ese año con motivo de la conmemoración del 70º Aniversario de la Defensa de Valencia (1938-2008).

La obra, de una calidad excepcional, cuenta entre sus 455 páginas con enorme material gráfico: reproducciones de planos originales realizados durante las operaciones militares de los meses de verano de 1938, fotografías de la comarca durante la ofensiva, partes de operaciones de las unidades protagonistas, así como una serie de imágenes aéreas de los bombardeos fascistas sobre la comarca.

En el monográfico colaboran una quincena de autores, historiadores y expertos en la guerra de España, la mayoría de ellos naturales de nuestra comarca, con estudios y publicaciones sobre el desarrollo de la batalla de Levante, que abordan la ofensiva nacionalista en sus temáticas objeto de estudio.

El índice de la obra es el siguiente:
  1. La Defensa de Valencia. La batalla del Alto Palancia: Historia, Memoria y Patrimonio de la Guerra de España. Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia.
  2. El Bastión defensivo de la X-Y-Z. Edelmir Galdón Casanoves.
  3. La Batalla de levante en Vall D'Uixó. Operaciones militares durante la primera quincena de julio de 1938. Carlos Mallench Sanz.
  4. Caudiel, crónica del frente de guerra en el avance hacia Valencia. Teodoro López Díaz.
  5. Madrid revivía en el frente de Viver. Ramón Juan Navarro.
  6. La defensa de Valencia en el Alto Palancia: combates en la Sierra de El Toro. Blas Vicente Marco.
  7. 13 días de infierno (julio de 1938). Guerra aérea sobre el Alto Palancia. Carlos Javier Sánchez Martín.
  8. Agrupación de maniobra núm. 2 de Defensa Antiaérea y Estado Mayor del Ejército de Levante. Ejército de la República (1938). Jorge Vera de Leyto Aparici.
  9. La Guerra Civil en el Alto Palancia: Segorbe bajo las bombas. Vicente Palomar Macián y Luis Lozano Pérez.
  10. La defensa en su retaguardia. Origen y contexto de la construcción de la Línea de Defensa Inmediata a Valencia. José Vicente Durbán Aparici.
  11. Proyecto "Frente de Viver". Carlos Ramón Aguilar, Manuel Molina Garel y Blas Vicente Marco.
  12. Sendero "Trincheras de la 40 División". Línea Muela-Aceitenebro. Jesús Monleón Peiró y Antonio M. Tenas.
  13. ANEXO. Archivo fotográfico: Bombardeos sobre el Alto Palancia.
El contenido introduce al lector en la ofensiva nacionalista, recorre de este a oeste, las pricipales operaciones militares, desde la llegada del frente a la Sierra de Espadán en la zona de la Vall D'Uixó, siguiendo el trazado de la línea X-Y-Z, pasando por Caudiel, Viver-Jérica, hasta llegar a la Peña Juliana y La Salada en la Sierra de El Toro; tanto la guerra aérea, como la defensa antiaérea republicana; los efectos de los bombardeos en la comarca y las actuaciones de la Defensa Pasiva en la ciudad de Segorbe; la construcción, durante la batalla, de la línea de Defensa Inmediata a Valencia, que transcurre desde El Puig hasta los Carasoles; así como las actuaciones de recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico en Viver realizadas por BCM Patrimonio y Arqueología, y del sendero excursionista que recorre la línea republicana Muela-Aceitenebro, uniendo las poblaciones de Jérica y Gaibiel, a iniciativa de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia.

La obra tiene un precio de 20 euros, y puede adquirirse en papelerías y librerías de la comarca, oficinas de Turismo, así como a través del Instituto de Cultura Alto Palancia.
 

martes, 8 de julio de 2008

III Excursión a las trincheras del Alto Palancia


Domingo, 6 de julio de 2008
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia, ha organizado durante todo el año 2008, una serie de excursiones para dar a conocer el patrimonio de la guerra de España en la comarca, dentro de su programa de actividades “En los 70 Años de Defensa a Valencia (1938-2008)”, con motivo del aniversario de la ofensiva nacionalista sobre el cap i casal.
En esta tercera excursión, se visitarían posiciones de las localidades de Viver, Benafer y El Toro.
La marcha partió de Viver, coincidiendo con la inauguración, el pasado viernes 4 de julio, de la exposición "Paisajes de Guerra", una iniciativa que, por medio de “la recuperación de las materialidades y la valoración del esfuerzo que el conflicto bélico significó para la sociedad valenciana”, pretende aportar “elementos para la Educación en la Ciudadanía Democrática que impulsa la Unión Europea” desde la perspectiva de “superar para siempre cualquier tipo de guerra y de uso de violencia, apostando por la paz y la tolerancia como principios esenciales en la solución de conflictos”.

IMÁGENES. Los asistentes pudieron ver la exposición "Paisajes de Guerra".
La exposición forma parte del proyecto europeo Cultura 2000, promovida por el Consell Valencià de Cultura y la Federació Valenciana de Municipis i Provincies.

IMÁGENES. La exposición se completaba con la aportación de diverso material recuperado por la "Asociación Línea XYZ".
A las 9:05, Dña. Isabel Mañes Monleón, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Viver, dió la bienvenida a los más de 60 asistentes en las puertas del Centro Cultural El Almendro con la apertura de la exposición.
En ella se pudieron ver diferentes paneles en los que se explicaba la función de las construcciones que, ahora, reclaman protección para hacer efectiva su conservación. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia, ha participado en la exposición con dos paneles, uno de ellos sobre el patrimonio de la guerra en la comarca, y otro sobre las construcciones de la línea defensiva XYZ a su paso por las localidades del Alto Palancia.
Una impresionante caravana de vehículos partió hacia la primera parada, Masadas Blancas. La comitiva ocupaba un buen tramo de la antigua vía minera de Ojos Negros, ahora vía verde, en dirección a Benafer, donde se visitaron dos nidos de ametralladora nacionalistas que, desde la retaguardia, consolidaban el frente y batían el término de Viver.

IMÁGENES. Los asistentes caminando por la antigua vía minera.
El miembro del Grup per la Recerca de Castelló, Ramón Juan, que investiga la evolución del frente en la zona, nos explicó la función de las posiciones de Viver y Benafer en el desarrollo de la ofensiva, así como las tropas que operaron en la zona.

IMÁGENES. Junto a uno de los nidos de ametralladora nacionalista, en el término de benafer.
De Masadas Blancas continuamos la visita ascendiendo por el antiguo puerto del Ragudo, y por la pista abierta por los aerogeneradores llegamos a la cima (1.080 m.).

IMÁGENES. En la cima de El Ragudo, disfruntando del patrimonio histórico y del patrimonio natural, con los aerogeneradores al fondo.
En ella se conservan diversas construcciones nacionalistas, algunas de ellas logísticas, un puesto de observación y más nidos de ametralladoras que, desde la alturas, batían Viver y servían de excepcional observatorio para las tropas que lo ocupaban.

Al otro lado de la divisoria, los restos de los basamentos de las chozas de un antigua campamento.

En El Toro almorzamos. A la sombra de unos nogales, junto al antiguo edificio que habitaron los mandos republicanos del aeródromo, nos avituallamos, charlamos y disfrutamos del aire fresco que la altura nos ofrecía en la calurosa mañana de domingo.

Después de almorzar, quienes quisieron, linterna en mano, recorrieron las galerías del antiguo refugio antiaéreo del aeródromo, que, junto con la casa de los mandos, se encuentra en un estado excelente.

De El Toro nos dirigimos a nuestro último destino, un mogote completamente fortificado perdido en la sierra. Tras veinte minutos de trayecto en coche por la inóspita carretera que lleva a la antigua base militar, comenzamos una marcha a pie por una pista forestal, que nos dejó a las faldas del Puntal del Pozo de Viñas (1.539 m.).

El Puntal se encuentra perfectamente fortificado, a base de nidos de ametralladora, búnquers y otra serie de construcciones. Las fortificaciones se encuentran a dos cotas, una serie de nidos y construcciones conectadas por una trinchera recta excavada en la roca que las vertebra, a media altura. Otra serie de construcciones, prácticamente en la cima. En total, cerca de una quincena de construcciones que baten distintas direcciones en un abanico S.O.-N.O-E.

Al otro lado de la pista, los restos de los cimientos de piedra de otro campamento.

En la excursión participaron más de 60 personas, entre ellas ex-combatientes republicanos, miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia, del Grup per la Recerca de la Memoria Històrica de Castelló, de la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria, del Ateneo Republicano de Paterna, investigadores del Museu Valencià d’Etnologia, gentes de diversos municipios de la comarca, así como de otras poblaciones de Castellón, también de Valencia, L’Eliana, Benaguasil, Vilamarxant, Paterna, así como de las localidades turolenses de Cantavieja o Manzanera. También participó la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Viver, Dña. Isabel Mañes Monleón.

A todas y todos ellos, la Amhap les agradece sinceramente su asistencia, con la esperanza de que la excursión les haya resultado interesante, y lo hayan pasado bien. Hasta la próxima.